¿Por qué? 2017-05-15T10:25:29+00:00

La razón de la existencia del Observatorio es “sencilla”; es necesario y es algo que nadie va a hacer por nosotros. La dispersión, por no decir inexistencia, de datos en relación con la accidentalidad en montaña hace imposible conocer la realidad y por tanto actuar de manera adecuada.

Hay estudios que calculan en torno a los 100.000 accidentes anuales en actividades de montaña en España y estamos de convencidos de que esa cifra puede reducirse drásticamente con una adecuada educación y concienciación. Contar con cifras sólidas y datos constatables es la única manera de convencer a los poderes públicos y entes privados de la necesidad de iniciar campañas de prevención de accidentes en la naturaleza.